IMG_5237

Hasta el amanecer

Esa noche, mientras le robabas éxtasis

a aquél mejicano bruja,

miré hacia adentro de tus ojos

y evidencié una coreografía

Nunca vista 

por mí

 

Ballenas bailaban todo tipo de música,

desde tango hasta blues;

las estrellas humildes

pasaban a un escenario secundario

y sus luces ponían en foco a las bailarinas

 

Me metí de clavado en tus ojos,

recité versos que ni conocía,

intentando descifrar tu ternura

 

Y tus acuarios llenos de 

ballenas espaciales

me envalentaron para regalarte 

un beso

 

 

PS. Extraño bailar contigo hasta que los perros ladren