Lemuria

No creo que pueda encontrar el camino de vuelta 

a Lemuria.


 

Intentaré procurar 4 litros de jugo de parchita,

mezclarlos con 2 litros de patilla

y un toque técnico de agua de coco;


 

aunque aun así, me temo que será imposible.


 

Todo esto se debe a la tardía revolución

de la luz nunca llegó,

y eso que pedí 3 camiones de ella;

porque la dirección dícese 

era muy complicada.


 

Eran tres izquierdas y dos derechas,

o dos izquierdas y tres derechas,

recto hasta el final,

portón verde o 

de repente anaranjado