Su sombra huele a lluvia señor

Se le había olvidado hablar con su sombra,

ahora su sombra ni siquiera le responde 

los mensajes de texto


 

En una noche de plena sequía,

cuando crujían no solo las ramas sino también 

algunas damas


 

la vio otra vez


 

su sombra olía a lluvia


 

¿hasta dónde habría ido para luego volver?

 

 

Luego decidimos ir al bar a ponernos al día,

En la puerta el guardia tuvo la osadía de decirme

 

Disculpe, no lo puedo dejar pasar,

 

su sombra huele a lluvia señor